jue. Nov 25th, 2021

Reseña: Trivium – «In The Court Of The Dragon» ¿Álbum del año?

Por casi dos décadas el movimiento del Metalcore ha estado ganando gran presencia en el panorama del Metal mundial, consolidándose tanto en ventas como en los carteles de los principales festivales del mundo, con grandes referentes como Killswitch Engage, As I Lay Dying, Bullet For My Valentine y Trivium. Desarrollando a su vez un sonido propio que las dota de identidad propia en un subgénero donde gran parte de sus bandas tienden a adoptar muchos elementos en común. 

Recientemente hemos visto cómo muchas de estas bandas del Metalcore en aras de alcanzar un público más masivo han ido modificando su sonido para hacerlo más digerible para una audiencia “Mainstream”, como ha sido el caso de bandas como Bullet For My Valentine minimizando sus influencias Thrash Metal y Bring Me The Horizon adoptando muchos elementos del Pop para lograr esto. Lo cual honestamente no está del todo mal, pero igual la identidad de las bandas se compromete seriamente. 

Este no ha sido el caso de Trivium, quienes con el pasar de los años bajo el liderazgo de Matt Heafy se han mantenido como una de las bandas más constantes del Metalcore, lanzando álbumes de gran calidad y completamente fieles a su identidad a diferencia de otras bandas como las ya anteriormente mencionadas, conservando sus fuertes influencias heredadas del Thrash Metal que se hicieron fuertes en la banda desde los lanzamientos de los ya legendarios álbumes The Crusade y Shogun

Sin sacrificar en lo absoluto su identidad musical, Trivium en sus últimos años se ha embarcado en una cruzada con la consigna de potenciar y perfeccionar su sonido, añadiendo altas dosis de progresiones, técnica y complejidad a la vez que mantienen un sonido fresco y auténtico. Evidenciado esto en su álbum The Sin And The Sentence lanzado en 2017 y capitalizado con éxito 3 años después con el gran lanzamiento de What The Dead Men Say en 2020, donde la banda ha ido superándose con cada nuevo lanzamiento, siendo un gran responsable de esto el gran (Y nos ponemos todos de pie) Alex Bent en la batería, quien desde su entrada a la banda ha potenciado al máximo el sonido de Trivium en sus participaciones tanto en estudio como en directo. 

En medio de la pandemia del COVID-19, Trivium rápidamente se puso manos a la obra para elaborar lo que sería el sucesor de What The Dead Men Say y apenas tras poco más de año y medio del lanzamiento de este último álbum, llega a nosotros In The Court Of The Dragon, décimo álbum de la banda que de manera sorprendente no sólo continúa con el camino de evolución de la banda, sino que también sobrepasa lo que nos trajeron en su predecesor del año pasado de una manera tan abrumadora como fascinante. 

El telón del décimo álbum de Trivium se abre de manos del gran Ihsahn de Emperor con «X», un épico intro que aparece en fade-in y nos va preparando para lo que está por venir, generando una gran expectativa para dar paso a la explosiva entrada de «In The Court Of The Dragon», canción que da título al álbum y es Trivium en toda su potencia, destacando los brillantes y constantes cambios de ritmos que hacen esta canción una montaña rusa sonora donde la banda hace gala de la madurez técnica que ha adquirido a lo largo de los años.

Continuamos con «Like A Sword Over Damocles», título que nos presenta un tema impregnado por un Groove arrollador que promete ser un éxito en las futuras presentaciones en directo de la banda debido al «Gancho» tan tremendo que hay tanto en sus riffs como en los coros. Una vez más los cambios de velocidad se hacen presentes agregándole una gran dosis de dinamismo a esta gran canción que en sus fases más rápidas llega a coquetear con el Thrash Metal. 

«Feast Of Fire» sigue una dinámica muy similar a su pista antecesora con breves cambios de ritmo, pero esta vez la faceta Groove se hace más presente. Sirviendo como una canción predilecta para corear en shows en directo.

A toda potencia arranca «A Crisis Of Revelation», donde destaca el trabajo en batería y cuerdas con riffs contundentes, alucinantes líneas de bajo a cargo de Paolo Gregoletto, solos inesperados y una interpretación magistral de Matt Heafy en la voz tanto en el envolvente coro como en los más desgarradores gritos. 

Bajando un poco las revoluciones y densidad del álbum aparece «The Shadow Of The Abattoir», donde en su inicio Matt tanto en guitarras como en la voz parece tomarse un descanso activo de la devastación de pistas anteriores sin dejar de lado la alta calidad en su interpretación, recobrando fuerzas en el poderoso coro de esta canción. Pero, al llegar al intermedio Trivium enciende motores una vez más y la velocidad vuelve a hacerse presente para dar lugar una sección donde brillan las melodías y grandes solos de Corey Beaulieu en la guitarra líder. 

Con «No Way Back Just Through» nos encontramos con una aplastante canción que con su título básicamente lo resume todo. Un potente ataque directo a la cabeza cargado de épicos riffs, grandes blast-beats e incluso breakdowns donde la banda expone una altísima calidad de ejecución instrumental. 

«Fall Into Your Hands» sigue con la dinámica de temas anteriores con la sutil diferencia de que aquí predomina enormemente la gran influencia Thrash Metal de la banda, sin pasar por alto secciones que alteran el patrón de la canción pero al mismo tiempo la enriquecen, sirviendo a la vez para sentar bases de los épicos solos de guitarra presentados aquí. Es la canción de mayor duración del álbum, pero al estar tan bien elaborada sus 7 minutos y 45 segundos se llegan a sentir muy cortos. 

Llegando a «From Fall To Decadence» nos encontramos con un tema que inicia con un mid-tempo un tanto engañoso que esconde un verso sumamente pesado y veloz que sin ningún aviso aumenta las revoluciones de esta gran canción donde una vez más, el gran despliegue técnico que da soporte a la gran diversidad de este inmenso álbum se hace presente. 

Todo lo que ha hecho grande a In The Court Of The Dragon es majestuosamente capitalizado en «The Phalanx», canción que sirvió como último single previo al lanzamiento de este álbum y de paso también como banda sonora del videojuego The Elder Scrolls Online. Esta pista presenta de manera potenciada toda la genialidad de las anteriores pistas con hooks tanto en riffs como en la voz, un coro memorable y secciones repletas de cambios de ritmo tan demenciales como exquisitos e inesperados, donde la banda libera su lado más salvaje y técnico, para luego cerrar tanto una gran canción como un gran álbum de la manera más gloriosa posible. 

In The Court Of The Dragon representa no sólo uno de los mejores álbumes de 2021 (Muy seguramente el mejor), sino también el mejor álbum de Trivium hasta la fecha. Este álbum simplemente no tiene puntos débiles y logra superar en aspectos técnicos lo visto hasta ahora en anteriores álbumes con creces, al mismo tiempo que enriquece su discografía motivándonos a revisitar el gran catálogo de Trivium para entender, comprender y apreciar mucho mejor la tremenda evolución y madurez que esta banda ha logrado forjar a lo largo de sus años de trayectoria. Sirviendo a su vez como la prueba definitiva de que es posible lograr un balance perfecto entre un sonido técnico, algo comercial y en especial, un Metal honesto con un nivel de ejecución de élite que les ha garantizado un muy merecido lugar entre las bandas más destacadas del Metal moderno. 

Calificación: 10/10

Facebook Comments

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *