jue. Jul 16th, 2020

“De presas a cazadores”: Reseña de “Become The Hunter” de Suicide Silence

No importa qué tan propios o ajenos seamos a la escena mundial del Deathcore, cuando se habla de este subgénero uno de los primeros nombres que saltan a la conversación casi automáticamente es el de Suicide Silence. Banda que no necesita presentación debido a la gran influencia y legado dentro del Deathcore, que de la mano de su emblemático líder Mitch Lucker serviría como gran inspiración a futuras bandas de este subgénero.

Al fallecer Mitch Lucker el futuro de la banda se veía algo incierto, pero con la llegada de Eddie Hermida (Vocalista de All Shall Perish) se empezaban a levantar de nuevo con su álbum titulado You Can’t Stop Me lanzado en 2014 y el cual tuvo buena recepción entre la crítica y los fans, pero aún así se sentía que algo faltaba.

Llega el año 2017 y la banda decide dejar un poco de lado sus raíces Deathcore para experimentar con nuevos sonidos, es aquí cuando llega el álbum homónimo que los puso en boca de todos aunque pero no de la manera que esperaban, puesto que este álbum supuso un fracaso en ventas y crítica, poniendo así el futuro de la banda en otra incierta posición.

Luego de ser presa de las críticas y las burlas en internet, para su próximo álbum tuvieron la determinación de recobrar la esencia Deathcore que los hizo grandes y ser ellos los cazadores. 

Y es así como llegamos a este nuevo lanzamiento: Become The Hunter.

De entrada se puede decir que este álbum es un digno regreso por todo lo alto del quinteto californiano. Quienes no sólo regresan a sus raíces Deathcore, sino que también agregan fuertes elementos “Groove” en sus riffs, lo que magnifica aún más la pesadez instrumental que se espera al escuchar el nombre “Suicide Silence”.

Desde su explosiva entrada con el instrumental “Meltdown” y pasando por los singles “Two Steps”, “Feel Alive” y “Love Me To Death” dejan en claro que han regresado con fuerza, haciendo que todos los fanáticos de la banda de antaño se sientan familiarizados con la velocidad, violentos breakdowns y voces estridentes presentadas por Eddie Hermida, quien hace un trabajo excepcional con sus high screams que recuerdan su época con All Shall Perish, a la vez que ratifica por qué se ha ganado sus alas como frontman de Suicide Silence.

A partir de ahí siguen las pistas “In Hiding” y “Death’s Anxiety” que a pesar de no ser tan memorables como otras canciones de este álbum cumplen su función de mantener el pesado ritmo del mismo, para así dar paso a “Skin Tight”, la cual es quizá la canción más arriesgada de este trabajo de Suicide Silence, pero supone un gran acierto debido a sus versos atmosféricos que bajan las revoluciones de este trabajo, para luego desembocar en un poderoso breakdown característico de la banda.

En medio de la devastación constante de Become The Hunter, el lado experimental de Suicide Silence sale a flote no sólo en “Skin Tight” sino también en “The Scythe” (Según Mark Heylmun su canción favorita de este trabajo) y “Serene Obscene” donde experimentan con diversas melodías, algunos pasajes acústicos y solos memorables pero agregando a su vez la pesadez natural por medio de potentes riffs característicos del Groove Metal. Acertando enormemente en lo que intentaron fallidamente en su álbum anterior.

Después de esta sección más experimental y calmada del disco es hora de entrar a la fase final con la devastadora “Disaster Valley”, la cual comandada por los despiadados blast beats en la batería de Alex López, los estridentes riffs de Chris Garza, el aplastante bajo de Dan Kenny y el monumental solo de Mark Heylmun es por lejos la canción más frenética de este álbum que recuerda mucho al estilo clásico de bandas como Sepultura. 

Para cerrar con broche de oro este festival de destrucción sonora llega la canción que da título a este álbum: “Become The Hunter”, la cual cuenta con grandes y versátiles cambios de ritmo y la aparición especial de nada más y nada menos que Darius Tehrani, vocalista de Spite, quien se acopla perfectamente al caos de grooves y blast beats impuesto por Suicide Silence a lo largo de esta canción, rematando con un ridículamente brutal breakdown donde Tehrani con una potente voz gutural demuestra por qué es uno de los vocalistas más destacados y respetados de la escena mundial del Deathcore.

Become The Hunter supone sin duda el mejor lanzamiento de Suicide Silence en casi una década y una digna redención hacia el sonido que los convirtió en pilares de todo un subgénero. Este álbum fácilmente puede compararse en aspectos de calidad y ejecución con otros trabajos memorables como The Black Crown o incluso No Time To Bleed, a la vez que los posiciona de nuevo en una gran dirección musical en el panorama actual del Deathcore.

Mitch sonríe y aplaude orgulloso ante esto.

Calificación: 9.0/10

Facebook Comments

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *